Habían pasado más de diez años desde la última vez que me subí a un escenario. El día sábado los amigos de la banda La NoiZe recordaron “Y ella puede morir” de Plaza Cutervo y me invitaron a cantarla con ellos en El Círculo bar de Barranco. Agradezco a La NoiZe y a toda la gente que bajó al concierto.